Directo y concreto: Diálogo para la supremacía política

 


La muerte de Mónica Spear se convirtió en una conmoción nacional. Puso sobre el tapete en Venezuela de nuevo la inseguridad. Justo luego de que el gobierno obtuviera la mayoría de las alcaldías municipales del país y que  sus medidas económicas, de bajada de precios, ganaran el favor de hasta 70% de los venezolanos, según el Monitor País® de diciembre.

El gobierno aprovechó la crisis  para tender un puente para el diálogo en la reunión con gobernadores y alcaldes y se mostró activo en el combate a la inseguridad cambiando actores y sacando nuevamente a las fuerzas armadas a la calle. Públicamente el presidente desautorizó a voceros de sectores radicales del chavismo, priorizó sectores de inversión a los que invitó a la empresa privada y trata de posicionarse como el promotor de un diálogo que hace rato pide un amplio sector del país. Convirtieron un grave problema de opinión pública en una oportunidad política.

Usar a los radicales para moverse hacia el centro es una estrategia que sirve para ganarse a un sector harto de la polarización y le sirve al chavismo para ampliar su base social de apoyo que es necesaria para impulsar cambios y mantener la gobernabilidad. La oposición venezolana perdió la oportunidad de ser la promotora de esa agenda y el gobierno usó el relato del diálogo para promover su supremacía política. 

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Política | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*