El tiempo político es perfecto…
[Por Benjamín Tripier]

Hoy en Venezuela las condiciones no están dadas para una solución política, pues ninguna de las partes reconoce alguna razón en la otra

La experiencia demuestra que todos los conflictos, hasta los armados, terminan resueltos por vía de la política. El tiempo político es perfecto, las cosas ocurren cuando tienen que ocurrir, ni un minuto antes ni uno después…y ocurren cuando las condiciones están dadas.

Hoy en Venezuela las condiciones no están dadas para una solución política, pues ninguna de las partes reconoce alguna razón en la otra, y siguen aumentando la apuesta y escalando la violencia. El Gobierno desde la legalidad institucional y la oposición desde la legitimidad institucional (mas la calle), ambos apelando prácticamente a las mismas herramientas de confrontación.

Lo nuevo, de la noche del lunes, es que la oposición recurre a los artículos 333 y 350 (*) de la Constitución para rechazar el llamado a la ANC por parte del Gobierno por intentar derogar la Constitución vigente, y a rebelarse y desconocerlo. Por su parte, el Gobierno también se apoyó en la Constitución (*arts 347, 348 y 349) para su convocatoria. Y aquí es donde se enfrentan con la legalidad provista por la sala constitucional del TSJ, máximo intérprete de la Constitución, quien sistemáticamente ha fallado a favor del Gobierno, creando una legalidad paralela en la cual se apoya mucho del poder del Gobierno. Y digo paralela pues casos como declarar en desacato a la AN, es altamente cuestionable y ante un mínimo cambio en la correlación de fuerzas, podría desarmarse viciado de nulidad, quedando firmes entonces los recursos interpuestos con ese propósito por la FGR (el TSJ por cierto, el 20 de Junio, aceptó un pedido de juicio político a la FGR LOD).
Según los comentarios del párrafo anterior, el TSJ (ahora cuestionado por la FGR) no dará curso a nada que pueda afectar al Gobierno, bloqueando cualquier intento y allanándole el camino a sus propósitos, en este caso la convocatoria a la ANC. El CNE, como poder electoral, también convalidó el método de convocatoria, todos apoyados en la interpretación por parte del TSJ de los artículos 347, 348 y 349 antes mencionados. El presidente del TSJ Maikel Moreno justifica este apoyo en la preservación de la paz en el país, y que si no fuera así, habría una explosión.
En definitiva las acciones de calle continuarán produciendo toda la presión posible (pacífica en su convocatoria, pero violenta en sus resultados) y el gobierno seguirá resistiendo con una especie de ignorancia de las causas de las protestas, mientras sigue administrando una situación de deterioro continuado nunca antes vista.
Como decía en informes anteriores, la gobernabilidad del país depende de la gobernabilidad en la FAN y esta a su vez se apoya en el marco legal que le proporciona el TSJ. El cambio en el alto mando militar del 20 de Junio restablece la cadena de ascensos y la carrera, aunque mantiene al general VPL en el ministerio de la defensa. La nueva camada se supone sea afecta a la posición del presidente NMM, aunque no se sabrá hasta que se manifiesten de alguna manera. El alto mando saliente había resultado crítico de la ANC y se supone que fue el responsable de la corrección de la convocatoria forzando a incluir un referéndum aprobatorio. Considerando que el marco de legalidad ha mostrado ser importante para la FAN, habrá que ver cómo reaccionan al enfrentamiento abierto entre la FGR y el TSJ. En Venezuela el marco de legalidad, a esta fecha, está cuestionado.
La ANC se ha convertido en el centro de la actividad política y operacional del gobierno, compactando sus filas y dejando algunos chavistas anti ANC en evidencia, los cuales, al coincidir en este tema con la oposición podría pensarse que volvió a configurarse la “oposición ampliada” que le dio la victoria electoral el 6D 2015. Más aun considerando que la escasez, desabastecimiento, inflación e inseguridad, entre otros, constituyen elementos aglutinantes entre chavismo y oposición. Con la excepción de un minúsculo grupo privilegiado, todo ciudadano de cualquier nivel o posición, religión o pensamiento, está teniendo una calidad de vida cada vez más pobre.
Entre los escenarios posibles sigue teniendo peso el que llamamos Siria (ver informe “Entre Siria y El vaticano” del 14 de Mayo pasado) con una confrontación entre dos grupos armados con armamento letal, paramilitares versus colectivos, en un ambiente cada vez más difícil de manejar por la FAN. Todo esto debe ir creciendo con miras a evitar la votación del domingo 30 de Julio para la ANC por parte de la oposición, y para lograr que ocurra, por parte del gobierno.
No sin razón la FGR LOD dijo: “Se cierne sobre el país un oscuro panorama de destrucción” y esto es así pues al día siguiente de esa elección el país entrará en un camino con entrada conocida pero con salida incierta. Suponiendo que la oposición no lograra detener esa convocatoria, al día siguiente habrá mucha más violencia…hay que considerar que ese proyecto cuenta con mucho rechazo en la gente. Y ese rechazo está más vinculado a la desconexión entre el tema y las necesidades reales, que a la constituyente en sí misma.
La politización ha llegado a unos niveles tales que el tema económico sigue relegado y el Dicom, si bien no es una solución, está permitiendo un mínimo flujo de divisas para que las empresas no terminen de cerrar.
El tema internacional tiene una influencia referencial solo en las capas medias y altas de la sociedad, mientras que para la gran masa popular (casi 80% de pobreza) es algo intrascendente. Por eso está claro que las soluciones se encontrarán solo entre los mismos venezolanos y que el peso de lo internacional es relativo. No obstante, en un mundo interconectado con recursos compartidos, no se puede desestimar lo que ocurre alrededor de nuestra burbuja, ya sea que nos afecte directamente o no.
Por ejemplo, en el caso de la OEA, el gobierno de Venezuela ha ido perdiendo poder e influencia, y con el tiempo perderá más. Las próximas votaciones llevarán necesariamente a que se constituya algún grupo de negociación que en algún momento pudiera servir como válvula de descompresión al escenario de violencia al que nos enfrentamos, haciendo que el tiempo político pueda volver.
En el caso Trump versus Cuba, su retroceso con respecto al avance Obama reposiciona a Venezuela como un proveedor necesario de recursos para la isla, por lo que la influencia cubana para el sostenimiento de NMM en el poder se acrecentará. Es una situación para seguir de cerca.
Ya la inercia no nos sirve para predecir el devenir de los acontecimientos, pues cada vez más aparecen elementos nuevos y se espera que vayan surgiendo nuevos. Hay que estar atentos a los acontecimientos en la casi certeza de que no habrá cambios rápidos por la vía institucional, que es la que la oposición y el gobierno quieren…pero en cada uno de los lados hay grupos radicales que podrían cambiar el panorama.
(*)
Artículo 333: Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.
Artículo 350: El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos
Artículo 347: El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.
Artículo 348: La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral.
Artículo 349: El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución. Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente. Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente.

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis, Política | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*