Marcelo Abdala: Hay una campaña dirigida a desestabilizar la democracia

El dirigente obrero uruguayo hizo un llamado a los trabajadores de Venezuela para diversificar las matrices productivas

Marcelo Abdala, miembro del Secretariado de la Central Única de Trabajadores y Trabajadoras de Uruguay, se solidarizó con Venezuela ante los “ataques sistemáticos” que a su juicio viene realizando la Organización de Estados Americanos (OEA), y ante  la aplicación de la cláusula democrática del Mercosur al país. Así lo declaró durante su participación en el programa Análisis Situacional.

En conversación con Oscar Schémel, presidente de Hinterlaces, Abdala aseguró que la OEA tiene un peso “muy importante” en los grandes medios de comunicación de masas que marcan agendas y que se han encargado de generar la matriz de opinión sobre la situación que atraviesa Venezuela ‘no se compaginada con la realidad’.

“Si uno se guía por la campaña continental mediática daría la impresión de que estamos en un país en llamas con la gente durmiendo en la calle pidiendo comida. Yo la verdad es que me encontré con un pueblo laborioso, trabajador, desarrollando su vida cotidiana. Obviamente no hay paraíso en la tierra, hay dificultades, pero me encontré particularmente en la relación con los trabajadores, con una vida de trabajo

Aseguró que como organización mantienen una visión crítica de cómo el Gobierno uruguayo acompañó la posición del Mercosur, aún cuando el presidente de la República de Uruguay les hizo saber que no iba a acompañar en la OEA la activación de la Carta Democrática.

“Esta ofensiva es abiertamente antidemocrática. Nosotros no compartimos cómo nuestro país a veces se viene prestando para intereses que no son los nuestros”

Progresismo amenazado

Abdala sostuvo que la región latinoamericana continúa con la necesidad de diversificar sus matrices productivas y de fortalecer la unión regional para superar las grandes desigualdades y redistribuir la riqueza.

Destacó el rol del movimiento obrero como bujía para potenciar la superación de las crisis que atraviesan las naciones latinoamericanas.

“Yo creo que el rol del movimiento obrero es luchar en la defensa integral del interés de los trabajadores y de los pueblos. No puede desdibujarse y ser polea de transmisión mecánica de los gobiernos, pero esa independencia no significa como decimos en Uruguay ‘indiferencia’, tiene que ser un actor central, vertebral, de impulsar, de ayudar a que se procesen cambios profundos y democráticos”

En cuanto al movimiento obrero venezolano destacó que deben empujar  una gestión eficaz de aquellas empresas que han sido nacionalizadas y que requieren “el saber  hacer de los trabajadores para conducirlas”.

Enfatizó un llamado al sector privado a establecer puentes de diálogo con el Estado para articular convergencias que permitan un desarrollo equilibrado en el país para hacer frente a la crisis económica.

“Hay que diversificar la matriz productiva, ir a sociedades más productivas desde el punto de vista del trabajo y, sobre esa base, edificar los procesos de construcción de ciudadanía, de construcción de igualdad, de construcción de la riqueza”

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis Situacional, Videos | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*