Mega elecciones: ¿Tiempo para recobrar confianza o recomponer fuerza política?

Ante la espera de unas elecciones regionales, municipales y presidenciales que se aproximan cada vez más; se plantea la posibilidad unos mega comicios en Venezuela. ¿Constitucionalmente esto sería posible?

El país desde principios de 2017 se encuentra a la espera de la divulgación del cronograma electoral para los comicios regionales y municipales que debieran realizarse a finales del año en curso. Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral aún no se ha pronunciado al respecto y la población se encuentra a la expectativa de lo que sucederá.

Algunos partidos de oposición miembros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han anunciado sus candidatos presidenciales para las elecciones primarias internas de la organización política. Acción Democrática postuló al líder de su tolda Henry Ramos Allup, mientras que Voluntad Popular notificó que su aspirante es Leopoldo López y Primero Justicia indicó que su candidato será nuevamente Henrique Capriles Radonski.

Al finalizar la legalización de los partidos que lleva a cabo el CNE, la MUD iniciará la organización de su proceso de elecciones primarias para definir quiénes serán sus candidatos unitarios para las regionales, municipales y presidenciales.

En vista de que la elección de Gobernadores se ha extendido más de lo previsto constitucionalmente, distintos dirigentes políticos han puesto la mirada sobre la posibilidad de realizar unas “mega elecciones” para diciembre de 2018. Ante la posibilidad, el politólogo José Mendoza indicó que a “los polos a la larga les conviene este escenario, sobre todo al Partido Socialista Unido de Venezuela, porque los partidos tendrían más oportunidad de recomponer su fuerza y de ejecutar ciertas políticas que permitan una mejora en el ámbito económico, que es fundamentalmente el talón de Aquiles que tiene el oficialismo en este momento”.

Mendoza aseguró que “la posibilidad de unas mega elecciones de aquí a diciembre de 2018 favorecería al oficialismo“. Añadió  que si el planteamiento de la oposición es este tipo de comicios pero adelantados “no se pudieran dar” porque “estarían en medio las presidenciales de diciembre del año próximo”.

Para que la oposición pueda ganar espacio progresivamente deberá “fortalecer su estrategia para conseguir unas elecciones regionales este mismo año”, destacó Mendoza. Explicó que al anunciar candidatos a las presidenciales “se evidencia que definitivamente van a jugar a un proceso de mega elecciones”.

“La oposición seguramente presionará para que se lleven a cabo los comicios electorales en el menor período posible, a finales de este año o del próximo, pero el oficialismo va a jugar a un proceso de mega elecciones para diciembre de 2018 para ganar tiempo”

Por su parte el también politólogo Piero Trepiccione explicó que “en este momento es válido mostrarle al país las diferentes opciones de liderazgo que se puedan tener en relación a la aspiración presidencial”. Apuntó que este escenario político que vive el país “debería estar más concentrado hacia el planteamiento de propuestas que en candidaturas o nombres en particular”.

Trepiccione señaló que “la situación económica y social del país está requiriendo una intervención urgente del Estado a través de la formulación de políticas públicas, pero también desde el marco de la sociedad con un consenso y una visión concertada de un plan o una estrategia para abordar la crisis”. Añadió que la presentación de candidatos es válida pero “el tema central tiene que estar sustentado con propuestas y parámetros claros y contundentes que definan o abran la posibilidad de un camino económico viable a corto, mediano y largo plazo”.

Puntualizó que “con el simple hecho de que aparezcan los nombres de los precandidatos, pudiera haber un aceleramiento del tema electoral porque esto entra con fuerza en la agenda pública del país”.

El analista indicó que “quizás los factores políticos del país están percibiendo que la solución a los problemas fundamentales de la sociedad venezolana actualmente pasa por el tema presidencial y por eso estén tratando de implementar ese enfoque”.  Expresó que los cambios políticos van sustentados en la cabeza del Estado y “es por ello que se pudiera estar priorizando las elecciones presidenciales”.

“Las mega elecciones se han planteado, el tema es cómo reaccionen las autoridades electorales frente a ello y que viabilidad Constitucional se le podría dar a esto”

Preparación de lo partidos

El analista político Mendoza manifestó que a “corto plazo el oficialismo no está preparado desde el punto de vista de fuerza política, pero electoralmente siempre va a estar listo”. Detalló que el Gobierno “tiene una maquinaria bien engrasada, recursos, organización, patrullas, entre otras cosas; lo que los hace tener un orden muy fuerte”. Sin embargo, considera que el apoyo y la legitimidad con la que cuenta en este momento el Gobierno es “muy débil porque hay un escenario económico muy complejo que afecta a los ciudadanos”.

Respecto a la oposición, Mendoza refirió que en este momento no tiene tampoco las condiciones propicias “no porque no tenga la fuerza electoral sino porque políticamente está muy dispersa. Hay muchas tensiones internas. Recientemente la MUD anunció una restructuración y es evidente que no ha logrado consolidarla”.

El analista expresó que la oposición podría aprovechar el tiempo para consolidar su estructura interna de “unidad”, pero “desde el punto de vista electoral tiene ventaja”:

“Es paradójico. El oficialismo tiene fortaleza organizativa pero electoralmente no la tiene por la condición económica; y La MUD tiene la fortaleza electoral por el escenario económico que vive el país,por el descontento que tiene la población hacia la gestión económica del Gobierno, pero no tienen fortaleza de organización interna. Ambos actores están buscando cómo se recomponen internamente. (…) Quienes promuevan la desarticulación serán rechazados por la población”

Mendoza aseguró  que el Gobierno hará esfuerzos por “mantener la unidad” y que “pese a las diferencias o aspiraciones que puedan haber, que es natural, cerrarán sus filas en torno a la figura del Ejecutivo Nacional para que continúe al frente del proyecto político nacional”.

Trepeccione, por su parte, expresó “hace falta más coherencia en el sentido de unificación y criterios claros para abordar Constitucional y democráticamente conversaciones que le den un soporte de legitimidad y confianza a cualquier decisión que conlleve el camino electoral”.

“El Jefe de Estado en la opinión pública tiene una valoración de gestión muy negativa; pero dentro del Psuv, el Gran Polo Patriótico y los venezolanos que son militantes de estos partidos el liderazgo de Maduro no tiene prácticamente ningún otro referente, por lo que su fuerza política es única por no haber otro nombre que llegue a hacerle sombra a él”, concluyó Trepeccione.

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis, Política | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*