Odebrecht : ¿Cuántas manos mojaste en Venezuela? [Por Vladimir Villegas]

Si yo fuera el Presidente ordenaría  una investigación que vaya hasta el fondo de este asunto, caiga quien caiga

En el Perú hay un tremendo escándalo porque ha salido a la luz pública que el expresidente Alejandro Toledo presuntamente recibió sobornos por parte de la compañía brasileña Odebrecht, cuyos propietarios y directivos están sometidos a juicio y presos en Brasil porque se puso al descubierto una inmensa red de corrupción, gracias a la cual no solamente hicieron “feijoada” en el gigante del Sur sino también suculentos guisos en prácticamente todos los países que les abrieron las puertas para que ejecutaran obras de gran importancia como ferrocarriles, puentes , viviendas, edificios, etc .

Desde el presidente Pedro Pablo Kuczynski  hasta varios  exministros del gabinete de Toledo le han exigido que regrese a Lima para que aclare su situación, muy comprometida desde que el exdirector de Odebrecht en Perú confesó que al exmandatario “le mojaron la mano”  con veinte milloncitos de dólares para que diera el visto bueno a la participación de la compañía brasileña en la ejecución de varias obras. El actual mandatario peruano fue parte del equipo de Gobierno de Toledo y sin embargo hoy lo exhorta a que dé la cara y lo acusa de traición. No hay en este caso solidaridad automática con el expresidente y hasta sus exministros quieren verle el hueso.

En Venezuela ya el Ministerio Público anunció que se inició una investigación y que al parecer habría una persona involucrada o investigada. Da curiosidad saber el nombre y las razones por las cuales no se informa sobre su identidad. “¿Será un chivo pesado? ¿Otro chinito de Recadi? Y miren que aquí en Venezuela los señores de la compañía brasileña recibieron contratos mil millonarios. Me encantaría ver esa lista de sobornos pagados en nuestro país. Que se sepa, que no se haga nada por impedir que los venezolanos nos enteremos con pelos y señales de lo que hizo Odebrecht en esta tierra de gracia para que todas las puertas, incluidas las mas elevadas, se le abrieran de par en par.

Que se prenda ese ventilador, y se sepa si no solo hubo gato encerrado en el proceso de asignación de esas obras sino también en cuanto a los precios que la compañía cobró aquí por cada una de ellas . Que se compare, por ejemplo, si lo que le hemos pagado equivale al mismo monto que ellos recibieron por trabajos similares en otras naciones. Que se investigue el porcentaje de cumplimiento de las obras, si hubo pagos por adelantado que no se corresponden con los trabajos hechos o por hacer.  Eso es vital para la  lucha contra la corrupción.

La cosa no se puede despachar a la ligera. No es, como dijo el presidente Nicolás Maduro, que Odebrecht se auto disolvió como la Mesa de la Unidad Democrática. No señor. Esa firma tiene muchas preguntas que responder allá en Brasil y aquí en Venezuela. No es suficiente con decir que unas compañías nacionales pueden darle continuidad a los trabajos paralizados o inconclusos. Si tienen alguna cabuya amarrada en la pata no se pueden ir con ella como si nada ha pasado. Y, por favor, no olviden desembuchar por completo los nombres de los beneficiarios de sus favores.

Un caso de tal magnitud, con ribetes internacionales, no puede pasar por debajo de la mesa en el país donde esa compañía brasileña tenía o tiene los contratos mas jugosos. Por eso es imperioso que el parlamento recupere su función constitucional,para que las investigaciones que realice tengan absoluta validez y sirvan para establecer la responsabilidad política de los altos funcionarios que de alguna manera han asumido las relaciones del Estado venezolano con esta empresa, que llegó a Venezuela como parte de los convenios de cooperación con Brasil.

Es insólito que en otros países donde Odebrecht fue escogida para obras de gran envergadura ya se esté investigando y salgan nombres sin importar su relevancia, como ocurre en Perú con el exmandatario Alejandro Toledo, mientras que en Venezuela a estas alturas es poco o nada lo que se sabe. Si yo fuera el Presidente ordenaría  una investigación que vaya hasta el fondo de este asunto, caiga quien caiga.

Ah, y de paso tomaría, aunque sea tarde, la decisión de darle prioridad a empresas venezolanas para la construcción de obras como las que les fueron asignadas a la influyente y hoy empatucada compañía brasileña. Ya basta de estar fortaleciendo a empresas extranjeras que hacen de la corrupción un modus operandi. Vamos a darle la oportunidad a empresarios venezolanos, en medio de la mayor trasparencia, volvamos a los procesos de licitación y que gane la mejor propuesta.

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis, Política | 1 Comentario


Un comentario en: “Odebrecht : ¿Cuántas manos mojaste en Venezuela? [Por Vladimir Villegas]”

  1. victor

    aqui en anaco anzoategui en la planta de santa rosa nos areglaron lot a 3mil trabajadores directos petroleros por 2 años y medios de servicios trabajados en la petrolera ganando tea sueldo petrolero y aun trabajador de areglo al despedirlo por 2 años de trabajo le daban 120 mil bs de areglo de prestaciones sociales vacacciones fracc antiguedad etc nos areglaron lot y sin poder reclamar antes el ministerio de trabajo porq la empresa le engraso la mano a varios ministerios incluyendo el de energia y minas yo le mande hasta una carta a maduro a el despacho de presidencia hace 2 años comentandole todo los que nos afectaba a 3 mil trabajadores pero jamaz tuve respuestas mientras la empresa noberto odebrechet cobraba a pdvsa por cada trabajador 100 dolares mensuales por horas hombre 8 horas diarias y habiamos 3mil trabajadores en el complejo y si cobraban a pdvsa 100 dolares mesuales por cada trabajador porque nosotros solo percibiamos solo 15 dolares al mes claro en bolivares por supuesto de esos 100 que recibia la empresa por cada trabajador mensual solo por administrar una nomina grande trabajadores y arquiler y logistica de maquinarias e implementos para la contruccion ahora mi pregunta es sera que en mi pais mi querida venezuela no hay una empresa constructora capacitada para avergar un proyecto de tal envergadura y llevar a cabo trabajos de contrucccion de esas dimensiones asi poder dejar esas divisas en el pais y no enriquecer a dos o 3 peces gordos de afuera solo por llevar un convenio internacional de trabajo donde creo que siempre sale perjudicada venezuela por la mala gerencia de quienes concretan esos convenios y perdonen mi ortografia solo soy un humilde carpintero de anaco estado anzoategui mi nombre es victor manuel tacon malaver ya que soy garante de lo aqui espresado con pruebas irrefutables ….. mi mas cordial saludos y gracias por tan buena pagina ..

    Responder

Responder

Tu email no será publicado.

*