Petróleo: Necesidad de segundo acuerdo para reducir producción [Por José Revenga]

En contraposición al recorte programado de la oferta, Brasil, Canadá y EEUU aumentarán su producción en 750 mil b/d durante 2017

Una visión prospectiva de la dinámica en curso del mercado petrolero señala una congelación de los precios por debajo de $55/b con una baja probabilidad que los precios alcancen el nivel previsto de $70/b a fines del 2017.

De consolidarse los vectores emergentes, la próxima reunión formal de la OPEP, prevista para el próximo 25.05, adquiere una importancia crucial a fin de lograr una prolongación del  acuerdo vigente hasta fines del 2017 con la participación de los principales productores no-OPEP- El acuerdo de reducir niveles de producción por parte de los principales productores de crudo se ha cumplido sorpresivamente en un 90% hasta mediados de febrero. Esto ha permitido retirar casi 1,5 millón b/d del flujo de la oferta por parte de la OPEP y once productores no-OPEP.
El cumplimiento con las cuotas establecidas ha venido en aumento durante el mes de febrero pues en enero solo fueron retirados 890 mil b/d. de la oferta de la Opep en vez de un millón 200 mil b/d estipulados.
La producción de Opep se coloca actualmente en 32,06 millones b/d .
La producción global de crudo, hoy en día se sitúa en 96,4 millones b/d, unos 730 mil b/d menos que las del 2016.
Arabia Saudí contribuyó con 70 mil b/d adicionales a su cuota de reducción de 490 mil b/d.
El WTI se ubicó el 10 de febrero en $53,507/b mientras el Brent alcanzó $56,35/b
El ministro de petróleo de Kuwait declaró, en una clara maniobra mediática para sostener la burbuja alcista, que el acuerdo pudiera extenderse más allá del 01.07.

En contraposición al recorte programado de la oferta, Brasil, Canadá y los EE.UU. aumentarán su producción en 750 mil b/d durante 2017. Otros productores No-Opep contribuirán unos 400 mil b/d adicionales.  El connotado experto energético Daniel Yergin estima que la producción estadounidense de crudo aumentará en mas de 500 mil b/d durante el 2017.

Irán, eximida de las cuotas, aumentó su producción en 50 mil 8/d en el mes de enero 2017.

De mantenerse el precio del recurso convencional entre $50 y $55/b, la explotación del shale oil y del shale gas se acelerará. El ministro de Energía del Reino Saudí al-Falih,  está dispuesto a invertir varios miles de millones de dólares en la estructura de refinación y distribución en los EEUU.
Hoy en día, luce poco probable que un nuevo punto de equilibrio entre oferta y demanda surja a mediados del 2017 lo cual impulsaría los precios hasta los $70/b debido a incrementos de la producción domestica de los EE.UU. y otros flujos de suministros no previstos tales como la actual producción los 2 millones b/d de Nigeria la cual representa un aumento de 336 mil b/d en comparación con el nivel de enero pasado.
Por lo tanto, el escenario dominante exige la continuidad del acuerdo para fijar cuotas de suministros para el segundo semestre del año. Se estima que el desequilibrio actual alcanza 500 mil b/d no previstos. Una señal de esta preocupante realidad es el aumento de los inventarios de crudo en EEUU que alcanzan el record histórico de 518 millones de barriles.
Al adoptar una visión a mediano plazo habría que introducir en la ecuación del equilibrio nuevos desarrollos como los de Guyana, Egipto y Líbano sujetos todos ellos a un desarrollo acelerado de sus yacimientos de crudo y gas costa-afuera. Por ejemplo, en el caso del Líbano las exploraciones sísmicas indican yacimientos por un total de 96 billones de pies cúbicos de gas y 850 millones barriles de petróleo.

Sin olvidar los gigantescos yacimientos (Tamar y Leviathan) de gas descubiertos en Israel una veintena de kilómetros alejados de la costa mediterránea y por entrar en plena producción en 2019 con dos mil millones de pies cúbicos diarios.

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis, Economía | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*