¿Qué papel juega el capital en Venezuela donde lo económico es lo urgente?

Marco Teruggi, sociólogo y escritor argentino, ofrece un análisis del escenario venezolano luego del triunfo de la Asamblea Nacional Constituyente y la amenaza de “maniobra militar” de EEUU

La victoria electoral constituyente y la instalación de la Asamblea Nacional contra todo pronóstico, reveló a una ciudadanía que defiende la democracia y busca salidas, respuestas y soluciones pacíficas a través de las instituciones. Así lo ha estimado la dirigencia oficial que afronta el desafío de administrar este triunfo para canalizar estas demandas urgentes de la población.  Y ante el resurgir de una nueva esperanza se han producido anuncios del Vicepresidente Mike Pence acerca de nuevas sanciones contra Venezuela desde el gobierno de EEUU, de carácter económico y diplomático.

Ahora en este momento parece urgente, lo que está planteado es una alianza, una cohabitación con el capital. Es urgente, es necesario, imprescindible, el desarrollo de las fuerzas productivas. Elevar la producción, la productividad, para generar bienestar y prosperidad y para hacer sostenible en el tiempo el proyecto bolivariano.

¿Qué papel puede jugar el capital en este proceso de construcción presocialista o poscapitalista?

¿Se descarta la posibilidad de una intervención armada por parte de EEUU con intereses económicos y políticos?

¿Cómo prepararse para el incremento de las agresiones estadounidenses que buscarán desestabilizar al país, para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro y acabar con la Revolución Bolivariana?

Estas y otras interrogantes serán analizadas el próximo 27 de agosto en Análisis Situacional por Marco Teruggi, sociólogo, escritor y cronista; nacido en Argentina, autor del libro Lo que Chávez sembró, testimonios desde el socialismo comunal (2015)  y colaborador habitual para Telesur y portales web como Contrahegemonía y Resumen Latinoamericano.

Fracaso del Plan Insurrecional

El analista Teruggi, en conversación con el equipo web de Hinterlaces, opinó que la estrategia de la oposición venezolana de llevar adelante un Plan Insurreccional, que a su juicio tuvo su inicio en el mes de abril, fracasó debido a que “subestimó al chavismo como movimiento histórico y a su propia capacidad de acción” para salir del Gobierno del presidente Nicolás Maduro sin ninguna propuesta adicional de fondo como alternativa política.

“Vimos que en estos tres meses de escalada de violencia la gente miró primero con cara de lejanía y después rechazó en términos generales la escalada de violencia que hacía la oposición (…) No supieron generar consenso alrededor de su metodología”

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis Situacional | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*