Schémel: Lorenzo Mendoza es una opción con amplio respaldo en la oposición

Valoración positiva hacia el presidente Nicolás Maduro “se recuperó en el primer trimestre del año”, aseguró el presidente de Hinterlaces

Los venezolanos como consecuencia de la crisis económica y la necesidad de resolver los problemas de producción, distribución, precio;  ya no ven a la empresa privada como “un enemigo o un actor antagónico”. Así lo expresó este domingo el presidente de Hinterlaces, Oscar Schémel, al asegurar que el empresario Lorenzo Mendoza “aparece hoy como una opción con amplio respaldo dentro de la oposición”.

Schémel, durante una entrevista concedida al periodista José Vicente Rangel, aseguró que “hay una revalorización del sector privado como aliado potencial para resolver los problemas del país”.

81% de la población asegura que se debería incluir al gabinete económico a un empresario, frente a 11% que dice que sería mejor incorporar a un político de oposición; detalla la encuesta Monitor País de Hinterlaces.

Schémel agregó un elemento que catalogó “importante” para construir hegemonía entre Gobierno y la empresa privada:

“El Gobierno hace esfuerzos discursivos y programáticos para incluir al sector privado en la gestión económica (…) Se mantiene el respaldo hacia un estado fuerte que supervise, vigile e incluso castigue los excesos, fallas y abusos del sector privado”

Destacó que los venezolanos apoyan un modelo mixto de la economía, con políticas que aseguren justicia e igualdad.

Valoraciones de gestión

Estudios de Hinterlaces reflejan una “caída significativa” de la oposición como referencia política para el primer trimestre de 2017, mientras que la valoración hacia el presidente Nicolás Maduro “se recuperó” en este período; aseveró Schémel.

“Alrededor del 64% de los venezolanos evalúa negativamente la gestión de la Asamblea Nacional para resolver los problemas económicos. 70% valora negativamente la gestión del presidente del Parlamento. La oposición desde la Asamblea Nacional no logró convertirse en una opción luego de ser elegida, ni sintonizar con las demandas y expectativas por falta de conexión y respuestas”

Pese a las diferencias, 66% considera que el diálogo entre Gobierno y oposición es muy importante para resolver los problemas económicos, detalló el sociólogo y analista político.

Liderazgo

“Normalmente las crisis económicas debilitan las hegemonías y dificultan su construcción”, explicó el experto en opinión pública al precisar que hasta el momento “no ha habido ruptura del modelo socialista“.

“El chavismo se está moviendo hacia el centro político. La gente aspira a que el modelo se actualice. La mayoría de la población no señala como responsable al modelo económico socialista sino que establece responsabilidades individuales, en paralelo a la búsqueda de un líder”

Estudios detallan que “dos tercios” del país, dijo Schémel, prefiere que el modelo socialista sea más eficiente o productivo, que cambiarlo por uno capitalista.

La gente está pidiendo que el modelo funcione. Hay una gran demanda de eficiencia y gestión.

Aseguró que la gente busca un líder con soluciones y respuestas. “Alguien que venga de abajo, cercano, humilde; pero que haya triunfado, superado carencias materiales, enfrentado dificultades”; explicó al apuntar que en este momento el “único líder” que se aprecia de esta manera “es el presidente Maduro”.

En cuanto al liderazgo de oposición, expresó que éste “aparece sin respuesta, silencioso, carente de propuestas, de soluciones, de hechos”. Añadió que “la oposición se percibe ausente e inundada por el discurso fatalista, desesperanzador, crítico, de denuncia pero sin ofrecer un horizonte distinto”.

Los venezolanos comienzan a señalar como principal culpable a la corrupción y a la ineficiencia:

“Los ineficientes y corruptos comienzan a perfilarse como los principales responsables de la crisis económica o de que no se resuelvan todavía los problemas económicos. Desabastecimiento, inflación e inseguridad siguen siendo un problema grave”.

Intervención extranjera

Respecto a la intención de la OEA de intervenir en asuntos internos de Venezuela, el analista aseguró que este esto ocasiona “un gran rechazo pero también cohesiona al chavismo alrededor de banderas asociadas a la soberanía, la independencia, el antiimperialismo”.

Más del 60% “rechaza la intervención extranjera o la injerencia internacional” en asuntos de Venezuela y más del 90% rechaza una “eventual intervención militar”, detalló. Por este motivo afirmó que:

“Cualquier discurso desconectado que ignore las demandas de venezolanos quedan fuera del foco de la opinión pública. Es un error tremendo levantar las banderas internacionales”

Finalmente, indicó que “se impone quien resuelve los problemas”, lo que para el Gobierno es muy importante porque le permite resignificar la crisis.

Lea también:

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis, Política, Tendencias | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*