Venezuela cumplirá con reducción Opep porque “no tiene la capacidad de producción”

Analistas petroleros estiman la producción petrolera venezolana en 1.700 barriles para el mes de mayo, una pérdida de 200 mil barriles diarios

Tras el acuerdo concretado en Viena entre miembros Opep y No Opep para reducir la producción de petróleo, el pasado domingo 22 de enero se realizó en ese mismo país la primera reunión luego del pacto, en la cual se creó un Comité Técnico conformado por los cinco países pertenecientes al Comité de Monitoreo (Kuwait, Argelia, Venezuela, Rusia y Omán), para que en conjunto con el Secretario de la Opep los 17 de cada mes se entregue un reporte mensual con la data de producción actualizada. Actualmente el precio del barril ronda los $50 cotizando 17% más que antes de la firma del convenio.

De los 1,8 millones de barriles diarios (MBD) que se acordaron en diciembre, hasta la fecha se ha cumplido 70% del acuerdo alcanzando disminuir 1,5 MDB en solo 23 días desde el acuerdo. El 17 de marzo será la próxima reunión para verificar el cumplimiento del acuerdo antes de la Conferencia de la Opep que se llevará a cabo en mayo.

Los países líderes tienen previsto realizar la primera Cumbre Presidencial de la Opep antes de que finalice el primer trimestre del año. Para el mes de mayo analizarán la situación del mercado para determinar si es necesario prorrogar el acuerdo.

El analista petrolero José Rafael Revenga indicó que Venezuela cumplirá con el acuerdo “obligatoriamente porque no tiene la capacidad de producción”, esto debido a que será sometido a mantenimiento uno de los mejoradores en el transcurso de este año. Agregó que en el país “no ha habido el capital suficiente para seguir limpiando y ajustando los pozos que están en producción”, y esto ha contribuido con la disminución en la extracción del crudo.

El experto estima que en Venezuela se llegue a producir 1.700 barriles para el mes de mayo, lo que representa una pérdida de 200 mil barriles diarios. “Esto hace que sea indispensable mantener los precios en alto”, dijo Revenga, quien añadió que si no se hubiese logrado el acuerdo Venezuela de igual forma hubiese reducido su producción.

Actualmente el barril de petróleo venezolano se encuentra en $44,66, mientras que para el año pasado promedió los $35,15, cifra menor a las del 2015 cuando el crudo se ubicó en $44,65. Venezuela como uno de los países que forma parte del acuerdo de reducción de la Opep, ha disminuido la producción de crudo a 95 mil barriles diarios.

Por su parte el economista y analista petrolero Carlos Mendoza Potellá, destacó que “la situación es muy complicada porque esa reducción se agrega a la disminución que por motivos operativos ya teníamos”.

Mendoza resaltó que a pesar de lo “crítica” de la situación, Venezuela “no podía promover el recorte sin reducir también su producción”.

Precios por barril

Revenga explicó que “existen varias inyecciones en la oferta y en el suministro de petróleo como Libia, Nigeria y Estados Unidos, lo que contribuye a que el precio del barril WTI se mantenga en los bajos $50, mientras que el Brent en mediados de $50”.

“El problema es que este juego del acuerdo se ha vuelto muy complejo, donde a cada quien le interesa comenzar a vender y producir más. Esto quiere decir que el acuerdo es muy artificial y especulativo, y es altamente probable de que se venga abajo porque cada quien busca no perder el mercado, y el convenio es solo por seis meses”, detalló Revenga.

Tras las declaraciones del presidente Nicolás Maduro sobre sus expectativas de que el barril alcance los $60, Revenga indicó que “el precio del WTI podría mantenerse en los bajo $50″, pero no cree que supere los $60. “Mientras que para el (crudo) venezolano no le doy más de $45 en promedio para 2017”, precisó Revenga. Para que Venezuela pueda cubrir sus gastos y estabilizarse, agregó el analista, necesita vender el barril en $120 “lo que no es posible”.

Expectativas para 2017

Para el analista del área petrolera “es indispensable que se mantenga la reducción”. Revenga expresó que en la reunión de marzo “se sabrá quiénes cumplieron y quiénes no , cómo se comportan lo productores Opep y no Opep y lo que se hará para el próximo semestre”. Aseveró que “todo esto ya ha sido planteado”.

Revenga afirmó que los cambios tras el acuerdo se verán para el segundo semestre de este año.  “Hay factores negativos que van en contra de la reducción o que hacen que el acuerdo sea insuficiente, esto se debe a la existencia de otros flujos de petróleo que alimentan al mercado global que no está en este momento. Estamos abriendo el grifo en otros productores que no son parte del acuerdo”, aseguró.

“Para el mes de mayo podría haber una prórroga,  pero es una decisión explícita para el segundo semestre. Como los precios altos se acaban, el primero de julio ya están buscando qué hacer luego. Hay gran incertidumbre sobre si se extenderá el acuerdo por seis meses más o no”, dijo Revenga.

Por su parte Potellá consideró que “estamos llegando a un punto de equilibrio donde los precios se van a mantener alrededor de lo que se ha alcanzado hasta ahora“. Sin embargo, estimó que para el 2018 hay posibilidad de ver estabilidad en el costo del petróleo.

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis, Economía | No hay comentarios


Responder

Tu email no será publicado.

*