¿Violencia o Constituyente?
[Análisis Situacional de Oscar Schémel]

“Voy a la Constituyente para aportar a la construcción de un país en el que nunca más haya desabastecimiento, ni inflación ni desempleo”

La protesta insurreccional, violenta, delincuencial, paramilitar e irracional ha dejado ya más de 100 víctimas fatales. Hasta ahora solo 10 de estas muertes son imputables a acciones inaceptables de los cuerpos de seguridad, mientras que 6 efectivos policiales y militares han sido asesinados.

La mayoría de los fallecidos es el resultado de la violencia misma, convocada para caotizar el país, neurotizar a la sociedad, derrocar al Gobierno Constitucional del Presidente Maduro y destruir el Estado-Nación venezolano.

Las pérdidas materiales son incalculables como también son incontables las horas de trabajo desaprovechadas.

Cuando 80% de los venezolanos rechaza la protesta violenta, los trancazos y la guarimba, la destrucción de los bienes públicos y el odio social desatado, tenemos la responsabilidad de apelar al poder del entendimiento por medio de la Razón y la Palabra.

¿A qué profundo abismo nos quieren arrastrar con esta violencia desmedida? ¿Cuántos sacrificios mortales más hacen falta para saciar la sed de poder de un grupo de salvajes que, a falta de ideas y propuestas, solo les queda empuñar el terror y la crueldad?

ESTOY CONVENCIDO que el odio y la destrucción no le convienen a ningún venezolano de bien.

CREO FIRMEMENTE que para salir adelante NECESITAMOS trabajar todos juntos.

NO TENGO DUDA que hay más cosas que nos unen que las que nos separan.

Como Empresario… VOY A LA CONSTITUYENTE para que se reafirme el derecho a la PROPIEDAD PRIVADA y se revisen las EXPROPIACIONES.

Para que se promueva y se proteja la INVERSIÓN PRIVADA y se garanticen ganancias justas.

Para impulsar una ECONOMÍA PRODUCTIVA y diversificad.

Por un Estado fuerte que conduzca la economía y que gobierne con el mercado, no contra del mercado ni para el mercado.

Para que se constituya un CONSEJO CUATRIPARTITO VINCULANTE integrado por el Estado, los sindicatos, los empresarios y los consumidores.

VOY A LA CONSTITUYENTE para APORTAR A LA CONSTRUCCIÓN DE UN PAÍS en el que NUNCA MÁS haya DESABASTECIMIENTO, ni INFLACIÓN ni DESEMPLEO.

Más allá de los soportes constitucionales, pues hay argumentos jurídicos a favor y en contra, la convocatoria presidencial a una Asamblea Nacional Constituyente es la respuesta política (y pacífica) a la repetida tentativa insurreccional (y violenta) contra el Gobierno Bolivariano.

Lo que es inconstitucional, sin duda, es la VIOLENCIA CRIMINAL.

El actual proceso constituyente es el resultado de la radicalización de los antagonismos políticos y sociales en Venezuela, y busca principalmente mantener el conflicto en el tablero político y en el marco de la PAZ.

La Asamblea Nacional Constituyente es el espacio superior de la democracia para la transformación de los conflictos y las diferencias en oportunidades compartidas para el desarrollo del país y el bienestar de los venezolanos.

El proceso constituyente es una convocatoria a todos los ciudadanos sin distinción y a todos los sectores organizados del país para debatir acerca del Proyecto de País que queremos y necesitamos.

La Asamblea Nacional Constituyente es el espacio superior de la democracia para la participación de todos, para el diálogo y el debate constructivo; para la transformación de los conflictos y las diferencias en oportunidades para el desarrollo del país y el bienestar de los venezolanos.

Oscar Schémel, 04-07-2017

Lea también

¿Te gustó? Comparte: 
 Publicado en Análisis, Política, Tendencias | 1 Comentario


Un comentario en: “¿Violencia o Constituyente?
[Análisis Situacional de Oscar Schémel]”

  1. Carlos Leon

    Buscan culpables en las protestas, pero no buscan culpables en la corrupcion, el desgobierno y las estafas.

    Esperan que el pueblo vaya a la constituyente y se olvide de todo el daño que le han generado funcionarios del gobierno al pais y las familias venezolanas.

    Muy triste la radicalización chavista que ha llevado al movimiento a un fascismo que busca el poder por encima del pais y del pueblo venezolano.

    El dia que se investigue el desfalco que se le acusó a la nación creere en ralidad que el chavismo quiere lo mejor para el país

    Responder

Responder

Tu email no será publicado.

*